La polilla

Butaca antes

Butaca antes

Salgo de ver un trabajo, me aceptan el  presupuesto, dos sillones impersonales de esos del Kilo. Sin edad definida aunque la Sra. dice que tienen el mismo “machaque”, uno está destrozado y el otro bastante bien, pregunta: ¿Cómo es posible?… No sé…, habrá que mirarlo…. Estas cosas forman parte de los misterios insondables del oficio, y a esas horas como que no tengo ganas de pensar. Me despido. Estoy cansado y con ganas de tirarme en el sofá. Voy en busca de la Ocho que me deja en la puerta de casa.

Butaca antes

Butaca antes

Aun sin ganas, ya en la calle mi deformación profesional me lleva a repasar muestrarios, recordar texturas, imaginar acabados para darle personalidad, carácter a esos dos sosos. Ensayo argumentos para vender al cliente que  es lo que mejor le quedará.

Ando con paso lento balanceando suavemente el cuerpo de atrás a delante en un movimiento rítmico, como el caminar de un camello cansado que volviera de hacer la ruta El Cairo -Jartum. Un tramtram que permite caminar kilómetros sin agobiarse mucho. Me cruzo con un grupo de treintañeros en el paso de peatones, oigo una voz femenina….Hasta mañana pues…. Un rápido taconeo y me adelanta como una exhalación una chica mo..re..naa..¡ZA¡ ¡MORENAZA!!!Así me lo pareció y así lo cuento, ya está bien de lo políticamente correcto, la verdad solo tiene un camino y es este: La chica solo se puede definir en dos palabras ¡im-presionante!. En un momento me aventaja por varios cuerpos de los míos y la verdad, da igual si medimos por alto o por ancho poca diferencia hay. Frena en seco y como una polilla se queda pegada a una luz que ilumina la acera, es un cartel que pone –REMATE FINAL-. Lentamente consigo sacarle una ventajita  aunque pronto el rápido taconeo me anuncia una nueva pasada, rebaso otra luz brillante. Otro cartel -ULTIMOS DIAS- y el taconeo se detiene a escasos centímetros de mí, su aliento eriza el vello de mi cogote.

 Con mi tramtram sostenido llego a la parada, el Ocho espera, subo y arranca. Un bulto corre tras de mí y alcanzo a escuchar un taconeo acelerado. No llega. Tendrá que esperar al siguiente

Butaca despues

Pd. No tuve mucha suerte con las opciones, la clienta es de las repetidoras, si os fijáis la diferencia entre antes y después es que uno está más limpio y redondeado que el otro, la tela es prácticamente la misma.

Butaca despues

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s